jueves, 20 de septiembre de 2012

La "Cultivation"

 A los seres humanos del presente nos preocupa, en general, el estado del mundo. No en vano estamos conectados a toda clase de aparatos audiovisuales que nos informan constantemente sobre ello, enviándonos además perversos mensajes contradictorios. Junto a imágenes de destrucción y violencia que rozan, por su horror, lo indescriptible, recibimos, por otro lado, imágenes de satisfacción y placer absolutos, que inducen a creer que, para esos seres ¿afortunados? el paraíso está en la tierra. Dos situaciones diferentes “miedo” y “placer”, pero estímulos simultáneos de efecto contrario que generan en nosotros lo que los psicólogos eufemizan como una "disfunción grave" que alcanza un grado de patología tan agudo como es la esquizofrenia.
René Thom, matemático francés, planteaba a finales de 1950 su “teoría de las catástrofes” una cosa bastante compleja pero interesante al aplicarse al comportamiento competitivo del ser humano y otras aplicaciones sociológicas. Esta teoría de las catástrofes, la fundamentó argumentalmente Christopher Zeeman en una experiencia conocida como el “perro de Zeeman”. Cuyo experimento (basado en una observación del etólogo Konrad LORENZ) mostraba como observando la expresión facial de un perro, se reflejan o el enfado (enseñar los dientes) o el miedo (agachar las orejas). Si está enfadado, el perro atacará; si tiene miedo, huirá. Ambos impulsos son contrarios y se anulan entre sí. Un perro no puede huir y atacar a la vez. ¿Qué conducta será previsible cuando el perro esté sometido, simultánea y progresivamente, a los dos estímulos? El modelo de ZEEMAN muestra que la probabilidad de un comportamiento u otro -ataque o sumisión- es impredecible: de forma súbita, se producirá una "catástrofe" (o ruptura), bien hacia el ataque, bien hacia la huida.
Los medios de comunicación del mundo contemporáneo someten a los espectadores a un proceso semejante, sólo que mucho más complejo. Los seres humanos asisten, sin apenas resistirse, a un tratamiento simultáneo de violencia y miedo, organizado por medios de comunicación de extensión mundial, que se introducen en la vida íntima de los individuos y son capaces de alterar y condicionar sus mecanismos psicológicos básicos, interviniendo en sus decisiones, actuaciones y omisiones ¿Qué conducta será previsible en esos seres humanos sometidos a esos estímulos?.
Presenciamos en este inicio del siglo XXI, un aluvión informativo, prensa, radio, televisión, internet, redes sociales, charlas, conferencias, etc. que se prevé aún mayor y mas fácil de obtener, que somete al ser humano a un proceso conocido como “cultivation” o formación mental. Un agotamiento mental de información que le hace actuar mas como un zombi, esa figura legendaria propia de regiones que se practica el vudú, donde el ser humano actúa como privado de libertad, que como un ser capaz de elegir y tomar sus propias decisiones.
No somos capaces de digerir tanta información, Graham Wallas (Formación mental y crisis mundial), expone su teoría de la incubación creativa, según la cual es esencial el descanso y la pausa para que nuestra mente obtenga sus mejores resultados. La incubación, fase posterior a la de información, es vital para obtener resultados creativos.

Autor: José Antonio Puig Camps (mayo 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada